Campus Universitario de Teruel
Universidad de Zaragoza

Saludo del Director.

            En octubre del 2010 entraron en funcionamiento las nuevas instalaciones del Colegio Mayor Pablo Serrano de Teruel, lo que constituyó un verdadero hito en la historia de la Universidad de Zaragoza en Teruel. Se trata de un edificio de cuatro plantas, moderno y luminoso, con habitaciones para 180 estudiantes, apartamentos para profesores y visitantes, y unos espacios envidiables tanto para el estudio como para el ocio. Su ubicación, en el “meollo” del Campus Universitario de Teruel, pero lindando con su parte más arbolada, es espléndida.

            Pero un colegio mayor es algo más que un lugar para alojarse: es un centro de convivencia, en el que confluyen personas de diferentes procedencias y con diferentes intereses académicos, unidas todas, a cambio, por el común anhelo de enriquecer su paso por la Universidad de Zaragoza formando parte de una de las instituciones de mayor arraigo y prestigio en la universidad española.

            El colegial encontrará en su habitación un espacio recogido y silencioso para el descanso y el estudio. Fuera de ella, las posibilidades se multiplican: los salones de TV y los “offices” disponibles en cada planta le brindan la oportunidad de compartir con los demás sus horas de ocio, que también podrá pasar en el gimnasio y sala de juegos. La luminosa sala de estudio, la sala de ordenadores y el fondo bibliográfico ofrecen también agradables espacios para el estudio, lo mismo que las acogedoras salas de grupo de cada planta.

            Por otro lado, el Colegio organiza todos los años actividades de diverso tipo, con un interés especial en aquellas que pueden proporcionar a los estudiantes los créditos por actividades universitarias que los nuevos planes exigen. Cursos de idiomas, conferencias, jornadas, ciclos de cine, actividades deportivas, excursiones, campeonatos sociales, etc. conforman la oferta cultural, lúdica y académica del Pablo Serrano. Todas ellas tienen el fin último de promover la tolerancia y el respeto a los demás, de crear un ambiente alegre, y de formar, en fin, universitarios de primera categoría que recuerden sus años universitarios como el verdadero fundamento de su vida adulta. Tal es el deseo de la Dirección y el resto del personal del Colegio, que trabajan en todo momento por el bienestar de los colegiales y están a su disposición para hacer su vida en el Colegio lo más grata posible.